Cabrera de Mar
Alojamiento Comer Ocio Comercios Servicios Entidades Anúncio Gratis
Maresme > Cabrera de Mar

Turismo y Alojamiento Rural.

El GarrafOsonaZona La GarrigaEl Lluçanès flor de loto

Patrimonio Arqueológico

.

El patrimonio arqueológico en el valle de Cabrera de Mar es muy extenso y notable, sobre todo en cuanto a los períodos ibérico y romano. En la montaña que preside el castillo de Burriac, se encuentra el poblado ibérico más extenso de la Laietània, el cual a pesar de ser conocido desde 1915 y haber sido objeto de un buen número de intervenciones a lo largo de los años, queda en su mayor parte completamente desconocido, y solo unos pocos puntos (torre de poniente, puerta meridional) permiten visualizar hoy en día su entidad.
Este poblado convivió en su última etapa con un asentamiento itálico de nueva fundación, situado en la llanura, bajo el núcleo de población actual. La importancia histórica de Ilturo es innegable para comprender el proceso de romanización de la Laietània en el período anterior a la estructuración del territorio en municipios, de hecho se considera que el abandono del lugar responde a la implantación de las nuevas ciudades de Baetulo y Iluro.
Los diversos cerrados arqueológicos donde se ha detectado parte de la superficie construida de Ilturo, responden a los nombres de Ca l’Arnau-Can Mateu, Can Benet y Can Rodon de l’Hort, así como algunos otros de menor entidad situados en las inmediaciones. Todo ello hace que se le suponga a este asentamiento una extensión de más de tres hectáreas.
Una vez abandonados estos núcleos de población antes de la mitad del siglo I aC, el valle no quedó deshabitada, sino que si implantaron instalaciones agropecuarias, sobre todo dedicadas a la viticultura. Pero lo que más destaca del periodo alto-imperial es el yacimiento de Can Modolell, interpretado como un centro cultual de ámbito regional, que sobrevivió como tal hasta el advenimiento del cristianismo.

.

Ca l'Arnau

.

Entre agosto de 1997 y el de 1998 se documentó y delimitar este conjunto arqueológico, pero una visión casi completa de los restos constructivos no se consiguió hasta el 2007. Desde los primeros trabajos, ya se evidenció que todo el conjunto estaba formado por dos realidades constructivas diferentes. La primera de ellas fue interpretada como un centro administrativo y político, con un periodo de vida establecido entre la mitad del siglo II aC y el primer cuarto del siglo I aC, y que ahora identificamos como Ilturo. La segunda correspondía a un establecimiento de producción de ánforas vinateras (Figlina) que habría funcionado entre el segundo cuarto del siglo I aC y los primeros decenios de la centuria siguiente.
El hallazgo más relevante del conjunto fue la de los baños públicos (Balneum), la cual facilitó la identificación de toda la superficie construida que los rodeaba como perteneciente a un asentamiento de la República Romana, que gozaba del mismo tipo de equipamiento que había en los lugares de origen de sus habitantes.
Se trata de un edificio muy bien diseñado, que originalmente constaba sólo de tres salas de servicio, que marcan la vez un recorrido en su uso. En el edificio se accedía desde un callejón que daba directamente al vestuario (apodyterium), el cual tenía el canto norte unos bancos adosados. De allí se podía pasar a la sala tibia (tepidarium) provista de una pila (labrum) de la que se conservaba el apoyo. De esta habitación se pasaba luego a la sala caliente (caldarium), provista de un banco en medio y también de un labrum. En el lado oeste tenía la bañera (alveus) situada encima de un hipocausto (subsuelo vacío y calentado). El resto de instalaciones la composàvem los hornos con su praefurnium, que permitían el calentamiento del agua y del alveus.
En un momento posterior, la instalación se amplía con la construcción de una sauna de planta circular (laconicum), algunas habitaciones anexas por el lado oeste y también una sala porche al sur del laconicum. De rebote esto hace modificar el acceso principal del complejo, que ahora se hace desde el oeste. El abastecimiento del agua necesaria para los baños viene desde la montaña por medio de conducciones en plomo primero y para canalones de cerámica después, que permitían su almacenamiento en el espacio situado entre el praefurnium y el tepidarium.
Un hecho singular que presentaban estos baños era que tanto el tepidarium como el caldarium estaban cubiertos por medio de techos de superficies curvas fabricados a base de unas piezas de cerámica de unos 20 cm de largo (tubuli trabillas) que se insertaban las unas dentro de las demás. Estos tubuli, ya montados y armados con varillas de hierro transversales y verticales, estaban recubiertos por mortero de cal y encaladas, lo que daba a estos techos la apariencia exterior e interior de cúpulas y superficies curvas muy avanzadas para su tiempo.
Las construcciones situadas en el sur del Balneum y una buena parte de los que hay entre éste y la Figlina corresponden a domus de tipo itálico. También se pueden interpretar como talleres y almacenes las construcciones que hay justo al norte el Balneum. Una de las características del asentamiento es su disposición adaptándose al terreno, forma poco regular, con ausencia de calles cruzados en ángulo recto. De hecho, el eje principal de circulación de sur a norte sería, como hoy en día, el curso del arroyo.
En el extremo norte del cercado, la parte ocupada por la Figlina se superpone a las estructuras de habitat anteriores ya abandonadas. Todo ello parece ocupar un área de unos 600 m2, presidida por un horno de planta rectangular de siete por seis metros que meter dentro de sí tanto la cámara de fuego y el laboratorio como el praefurnium. La entrada de las ánforas en el horno se hacía por una puerta situada en el norte, de metro y medio de ancho. El laboratorio está separado de la cámara de fuego por una parrilla que tiene 14,75 m2 de superficie útil y que está soportada por dos naves separadas por un murete central que sirve de base a las arcadas que soportan el peso de la parrilla y de las ánforas que si pondrían encima. Las ánforas producidas en esta figlina corresponden a los tipos Dressel 1 citerior, Tarraconense 1 y Pascual 1.

.